In memoriam William Catton (1926-2015)

[2015]

«En 1921 en las riberas del Volga un corresponsal norteamericano que había llegado para escribir sobre la hambruna en Rusia visitó una comunidad de refugiados. Casi la mitad de los miembros de la comunidad ya había muerto de hambre. La tasa de mortalidad seguía creciendo. Los que todavía seguían vivos no preveían realmente hacerlo durante mucho más tiempo. En un campo contiguo un soldado solitario guardaba un enorme montículo de sacos llenos de grano. El periodista norteamericano le preguntó al líder de barba blanca de la comunidad por qué su gente no reducía a este único guardia, cogía el grano y aliviaba su hambre. El digno anciano ruso explicó que los sacos contenían semillas que iban a ser plantadas en la siguiente estación de siembra. “Nosotros no robamos del futuro”, le dijo.
Hoy la humanidad está empeñada en robar vorazmente del futuro. De eso trata este libro.
»
Nos deja otro de los pioneros de los que en los 70 y 80 ya nos avisaba con su libro Overshoot (traducido al español como Rebasados) del rumbo de colisión de nuestra sociedad. El fragmento que os transcribo es el inicio del libro.
Anuncios

Acerca de Carlos Valmaseda

Trabajo como bibliotecario en el Instituto Cervantes. Tras vivir en Moscú y Manila actualmente resido en Nueva Delhi.
Esta entrada fue publicada en Ecología, Resiliencia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s