Pico del gas argelino

[Traducido en 2014]
Fragmento de un artículo de Mansouria Mokhefi -“Algeria-an unsteady partner for Europe”- para el European Council on Foreign Relations, un think-tank patrocinado por George Soros. Nada sospechosa de izquierdismo, por tanto. Para los que, como nuestro querido gobierno, no solo confían en un suministro indefinido de gas argelino sino que incluso, ¡Se ofrecen como intermediarios para distribuirlo por Europa para cortar así la dependencia con Rusia!
“En el actual ambiente de incerteza que invade el mercado gasista europeo -en junio Gazprom cortó el suministro de energía a Ucrania debido a la deuda impagada ucraniana- los líderes europeos ven en Argelia la fuente alternativa más fiable para la UE y han celebrado conversaciones con los líderes argelinos para aumentar su cooperación energética. No obstante, mientras los analistas consideran que la dependencia de la UE de las importaciones de gas mantendrá un impulso creciente, depender de Argelia como pivote gasista suscita dos preocupaciones principales. Una está relacionada con los crecientes lazos de Argelia con Rusia, que se han desarrollado considerablemente desde los 2000 y se basan en una convergencia de puntos de vista sobre muchos temas internacionales. Aquellos líderes europeos que ven la energía argelina como una posible alternativa a Rusia deberían ser conscientes de que puede que no se pueda persuadir a los líderes argelinos de poner en peligro sus vínculos actuales con Moscú.
La segunda preocupación es el declive de la producción de gas de Argelia desde 2005. La subinversión en el sector y la ausencia de descubrimientos de reservas no solo ya han reducido la producción total de gas, sino que debido al fuerte crecimiento del consumo interno de energía las exportaciones a Europa han estado cayendo. Al mismo tiempo, la creciente población de Argelia, unas mejores condiciones de vida de una nueva y rica clase media, el aumento de los subsidios gubernamentales y el bajo coste de la energía han visto un crecimiento correspondiente en el consumo interno de energía. Este ha aumentado más de un 50 por ciento entre 2002 y 2012, habiendo crecido la parte de consumo interno de gas natural de un 19 por ciento de la producción en 2005 a un 29 por ciento en 2010 y sigue creciendo un 9 por ciento anual.28
El desequilibro entre la producción y el consumo interno creciente ya ha reducido las exportaciones de gas natural argelinas. En 2013, Argelia exportó menos de 47 mil millones metros cúbicos de gas natural aunque tenía proyectado exportar 65 mil millones de metros cúbicos. Los expertos predicen que para 2030, para generar los 42.000 megavatios de energía necesarios para dar electricidad al país, Argelia terminará consumiendo todo lo que extraiga. Así que no solo no podrá cubrir sus obligaciones de exportación sino que pronto podría convertirse en un importador neto de hidrocarburos.29
En esta etapa, la única forma en la que Argelia puede convertirse en un productor  y exportador de gas natural importante es si sus recursos de gas de esquisto resultan ser mucho mayores que sus reservas convencionales y se pueden desarrollar también junto a estos recursos convencionales. En marzo de 2013, Argelia aprobó un nuevo conjunto de enmiendas a su ley de hidrocarburos para incluir el gas de esquisto, y el gobierno ha permitido exploraciones de esquistos que probablemente serán llevadas a cabo con la cooperación francesa. Aunque se descubran recursos de esquisto, debido a la creciente demanda y falta de desarrollo, Argelia no parece una buena apuesta para cubrir las necesidades energéticas de Europa a medio plazo.”

 

28 Yahia H. Zoubir and Ahmed Aghrout, “Algeria’s Path to Reform: Authentic Change?”,Middle East Policy Council, Summer 2012, Vol. XIX, No. 2, available at http://mepc.
org/journal/middle-east-policy-archives/algerias-path-reform-authentic-change.
29 Lahcen Achy, “Algeria Needs More Than Hydrocarbon Law Amendments”, Al-Hayat, republished in Carnegie Endowment for International Peace, 22 January


El artículo completo, más bien dedicado a las relaciones políticas entre Europa y Argelia, aquí: http://www.ecfr.eu/page/-/ECFR110_ALGERIA_MEMO.pdf

Anuncios

Acerca de Carlos Valmaseda

Trabajo como bibliotecario en el Instituto Cervantes. Tras vivir en Moscú y Manila actualmente resido en Nueva Delhi.
Esta entrada fue publicada en Energía, Pico del petróleo, Política y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s