Un partido comunista en el poder en un estado capitalista : una crítica mal dirigida

[Traducido en noviembre de 2016]
Artículo original: http://eco-socialist.blogspot.in/2016/03/a-communist-party-in-power-in.html

Quizá recordéis que hace un par de semanas os envié un artículo de Saral Sarkar, un ecosocialista indio que vive en Alemania. Suele seguir la política india y ha publicado toda una serie de entradas que aunque os puedan parecer muy ligadas a lo que sucede en este país y por tanto algo lejano, también se puede encontrar un sentido más general que quizá os pueda interesar. No estoy completamente de acuerdo con lo que plantea en su primera parte, porque parte del problema de la corrupción de los cuadros sabemos que se debe a que no fueron los propios ciudadanos los que marcaban la política y la ejecutaban, sino estos cuadros y funcionarios. Tampoco la condena sin paliativos de todo lo sucedido en la URSS. Pero en el resto estoy básicamente de acuerdo. Aunque también está en discusión si realmente el gobierno mandó disparar contra los campesinos. El partido, obviamente, lo niega. Pero así lo entendió la población de Bengala y fue el principio del fin para el gobierno del CPI(M), que desde entonces no ha levantado cabeza en la región. De hecho, de manera impensable para muchos, en las últimas elecciones acudió coaligado con el Congress, su archienemigo durante todo el periodo anterior.

 Saral Sarkar

(Una carta al director) Reg. CPI(M)’s Congress Crutch; en: Frontier, Vol. 48, No.30, Jan.31–Feb 6 2016http://www.frontierweekly.com/articles/vol-48/48-30/48-30-CPMs%20Congress%20Crutch.html

Estimado Sr.,
El anónimo autor del artículo (para abrevia, AA) critica la sección de Bengala Occidental del Partido Comunista de India (Marxista) respecto a dos cosas: (1) respecto al estado de la fibra moral de los cuadros del partido y (2) respecto a las políticas económicas y políticas del partido durante su largo gobierno en esa provincia. Vista superficialmente, la crítica puede parecer estar justificada en ambos aspectos, pero no debería haber sido dirigida a una sección particular de un partido comunista particular que sucede que ha gobernado una provincia de un estado capitalista federalmente constituido. Debería haberse dirigido, si se permite una pequeña generalización, a todos o casi todos los partidos comunistas del mundo que en un momento u otro han gobernado un país.
Cualquiera que tenga algún conocimiento sobre la historia mundial de los últimos cien años sabe de la degeneración moral de diversos tipos establecida, tarde o temprano, después de que un partido comunista revolucionario se convierta en un partido dirigente. Ese fue el caso en la Unión Soviética y es el caso en China y Vietnam*. El caso de Cuba todavía debe ser investigado.
Las antiguas repúblicas “socialistas” del este de Europa fueron gobernadas por partidos comunistas que no tuvieron que hacer su propia revolución. El poder se lo sirvió en bandeja el Ejército Rojo soviético. Así que su degeneración moral, si tuvo lugar durante su ejercicio del poder, no contiene ninguna lección de gran importancia. Porque su mentor, el todopoderoso Partido Comunista de la Unión Soviética estalinista, ya era un partido moralmente degenerado.
Hay que reconocerle al CPI(M) que no obtuvo sino que ganó el poder, si bien muy limitado, organizando, dirigiendo y formando parte de movimientos de masas por una vida mejor. Muchos de estos cuadros, aunque no pudiesen ser llamados revolucionarios, estaban inspirados por un alto ideal (lo sé) y aceptaron una vida de muchos sacrificios antes de llegar al poder. Pero el poder también los corrompió, desde el nivel de capital provincial al de aldea -no todos ellos, seguro, pero la mayoría-.
En vistas de la experiencia aparentemente universal mencionada arriba, es inútil criticar a los cuadros y funcionarios del CPI(M) por no haber conseguido convertirse en el tipo de hombre nuevo que Mayakosvski, entre otros había esperado de los comunistas soviéticos que tuvieron un completo control de todo en su país.
Hoy lo que se necesita es un estudio más profundo y analítico del fenómeno negativo omnipresente con ayuda, sugiero, de la psicología, la etología, la antropología y algunas otras ciencias sociales.
2) Respecto al desarrollo económico de Bengala Occidental, nadie en sus cabales hubiera podido en aquellos días pedir que el gobierno dirigido por el CPI(M) siguiese una política realmente socialista. Aunque hubiesen intentado hacer algo en un sentido realmente socialista dentro del poder limitado del que un gobierno provincial disfruta en la India, hubiera podido hacerlo, supongo, solo corriendo el riesgo de ser expulsado por el gobierno central. Ese fue el destino del gobierno comunista de Kerala en 1957.
AA escribe que en los primeros años de gobierno del CPI(M) “hubo grandes miras de organizar a los campesinos beneficiados en diversos tipos de cooperativas”. Puede que sea cierto. Pero los campesinos organizados en cooperativas solo podrían haber iniciado algún tipo de desarrollo rural y creado algunos trabajos rurales en pequeñas industrias rurales. Sin embargo, en toda teoría del desarrollo incluidas las socialistas -excepto las de Gandhi y sus seguidores- el objetivo era, y sigue siendo, la transición de una economía agrícola subdesarrollada a una economía industrial próspera. En dichas teorías, también la agricultura de pequeña escala debería desarrollarse hasta una agricultura mecanizada a gran escala implicando la reducción del número de personas trabajando en el sector agrícola. Esto era/es considerado necesario no solo para traer prosperidad a las áreas rurales sino también para que hubiese más y más trabajo disponible para la expansión del sector industrial.
Otro punto que ha sido ignorado por AA es que durante los 34 años de largo gobierno del CPI(M) tanto la población total de Bengala Occidental como el número de personas desempleadas y precariamente empleadas en la provincia había estado creciendo continuamente. Por ejemplo, en la década entre 2001 y 2011 la población aumentó en 11,17 millones.
Con el trasfondo de estos hechos, el CPI(M) no tenía otra opción que seguir la política económica que siguió, industrializar. ¡Después de todo nunca había sido un partido gandhiano! Y la población de India había rechazado las teorías económicas gandhianas hacía mucho. AA critica al CPI(M) por haber seguido “una política pro-empresa de industrialización y desarrollo”. Pero tanto China como Vietnam hicieron los mismo1. Tenían que hacerlo. Para el CPI(M) una política nehruviana de “patrón socialista” de industrialización planificada para Bengala Occidental estaba fuera de cuestión, porque ningún gobierno de Bengala Occidental hubiera podido conseguir el capital necesario.
Todo proyecto industrial necesita tierra, agua y la infraestructura necesaria. Con 90 millones de personas viviendo en un área pequeña y densamente poblada estas cosas se tenían que quitar a los campesinos. El único tema abierto a discusión en Singur y Nandigram2 era el tipo y tamaño de la compensación. La única crítica justificada contra el CPI(M) ha sido que un gobierno comunista hizo lo impensable: ordenó a la policia matar a campesinos pobres y sus partidarios en interés del desarrollo.

Notas:
1. El caso de China es bien conocido. Para el caso de Vietnam recomiendo mi artículo Victorioso en la guerra pero derrotado en la paz : Cómo el socialismo-desarrollista terminó en capitalismo.
http://eco-socialist.blogspot.de/search?q=Victorious+in+War
2. En Singur el Grupo Tata iba a construir una enorme fábrica de coches para producir los coches baratos bautizados como Nano. El proyecto no consiguió materializarse debido a la fuerte resistencia de los campesinos y sus partidarios anti-CPI(M). En Nandigram, donde se produjo el tiroteo y asesinato de 15 personas, una empresa surcoreana iba a construir una gran empresa química.

Anuncios

Acerca de Carlos Valmaseda

Trabajo como bibliotecario en el Instituto Cervantes. Tras vivir en Moscú y Manila actualmente resido en Nueva Delhi.
Esta entrada fue publicada en Ecosocialismo, India, Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s